1/11/08

al tango, tango


Despegué los ojos
de una vez
tras el impacto
de otra sinrazòn.
Y la ausencia
me vino a buscar,
como siempre,
para llevarme adentro.
Còmo describir
que no duele la piel herida,
si recojo los cristales
que envolvìan
tu disfraz ?

No hay comentarios: