26/11/08

aguardo...



Aguardo impecable al lugar que me aguarda,
al punto de no ser nada hasta llegar.
Y me incorporo para expulsar la gramiña de mis ojos
en busca de la melodía que me abrigó durante la noche,
hasta hallarla en el silencio de todas las mañanas
con el mundo guardado de si,
en mi universo sin opciones,
con la palma sobre la frente, y vos.

No hay comentarios: