5/11/08

bah !




La dama va.
Bordeando una realidad tejida con su propia savia.
Pesada. Prolija va, dejando atrás la balanza de días neutros en busca de sol, de caminos contiguos a campos de siembras ajenas.
Va y se retuerce ante el pasado surcado por la ignominia reactiva, por la santa comunión entre la noche y la nostalgia religiosa .
Va, creyendo en templos donde orar su propio imperativo, para juzgarse devota de sus manos, con un vientre hambriento de sed, como un móvil caprichoso e impensado que hace centro en la emoción que la doblega.
Va, tras un lago que se cierre después de la afirmación que se escribe con cincel sobre una piedra, la del imperecedero tiempo, fuera de todo meridiano, en la galaxia próxima del ser...

No hay comentarios: