26/2/09

pie de página





despojarnos de cada cobre rendido,
de todos los pergaminos que creímos acumular para que el invierno nos alcance con el deber cumplido;
ser víctimas de un experimento incausado: privarnos de todas las lágrimas vencidas.
Abusar del sopor.
Robar cada repetición que propone la duda,

y flotar, flotar

como si nos sostuviera
lo que somos sin cavilación
en lo que hemos hecho y deshecho.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

qe linda imagen la de los pergaminos, la repeticion de una duda, la sensación del sopor...
son palabras que surcan todos los sentidos: dibujan y hacen música.

vfedor dijo...

Bueno, bueno !!! alguna vez supe que para algunos, los números también hacen música. Te imaginás un número atragantado ?? u otro, negándose a participar de una operación matemática ???. Yo sí !!