3/6/09

timex



En un intento más por manipular el tiempo,
el hombre descubrió que el concepto de la fracción,
constituye una manifestación del ejercicio de su poder.
Aún así, es claro que cada latido
como acto de la voluntad que el cuerpo emite,
reviste la condición de indivisible.

2 comentarios:

Mista Vilteka dijo...

Excepto el último que todo lo divide.

vfedor dijo...

Mista Vilteka: Si te referís al latido, por cierto, coincido.
Ahora, que loco pensar que tenemos adentro una bomba que golpea millones de veces por día, todos los días. Una tumbadora musical rítmica. gRACIAS