29/7/09


No leía los diarios, sino, los escribía.
Sabía que las noticias son el placebo con las que el mundo se llama asimismo "mundo". Noticias con las que los hombres escriben el trayecto final de los dados, para caer siempre par.
Y así, autora de su propio diario, buscó al amor en novelas de autores muertos, y con psicologías, fue otra palabra que, sin acción, murió seca en cada pergamino leido...

8 comentarios:

Tavoficuos da Masra dijo...

Bonito.

Saludos,

Tavo.

Anónimo dijo...

wtf. Bonitas son las piernas de la foto. Eso me dispara a pensar: puden cohexistir la belleza y la fealdad. Pueden ser las dos caras de una moneda o solo es una moneda con dos caras. Te leo y me duele el pecho.

LA GORDA dijo...

Vengo de recorridas por un par de blogs y la verdar es que ud. es como un porroncito en pleno desierto.
Ahhh que alivio, ¡No le convido, compre!

Lena dijo...

El amor esta allí..en las novelas de autores muertos.

Tan muerto como los escritores que lo narraron.

Leemos el periódico para sentirnos a salvo.

(Gracias, VF. Se me hacen muy gratos tus comentarios...)

Un abrazo

fgiucich dijo...

Tal vez no tuvo el valor de enfrentar a la vida. Muy buena reflexión. Abrazos

Magah dijo...

Se lo perdió entre páginas muertas, de muertos.
Su diario pudo haber sido jugoso en contraste al placebo cotidiano, y sin embargo a veces, como la princesa, nos quedamos entre sapos e iguanas, muriendo.

Magah

PD: Interesante su comentario VFEDOR, tuvo una mirada absolutamente diferente al resto, original y absolutamente...

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Por buscar al amor en novelas de autores muertos, se lo perdió...