9/11/09

la curva del horizonte



...y cerré los ojos
y hallé el lugar
en el que los nombres propios
son las excusas con las que juega el tiempo...

2 comentarios:

Lena dijo...

Está bien.

Quizás aceptar que es cómo dices, cure mi obsesión por los nombres propios.

Me alegra que hayas abierto de nuevo.

He intentado agradecerte las palabras que siempre me dejas y no sé si mis correos te han llegado.

Pues eso..que gracias...que me conmueve lo que dices, lo que e dices.

Un abrazo.

LA GORDA dijo...

tanto tiempo! o...¿es una excusa mi nombre?
que bueno volver a leerlo