12/3/09

Subrayados

del libro "Así habló Zaratustra"

"¿Por qué no te has marchado tú al bosque? ¿O has arado la tierra? ¿No está acaso el mar lleno de verdes islas?" .... Esta enseñanza te doy a ti, necio, como despedida: donde no se puede continuar amando se debe - ¡pasar de largo! –

9/3/09

ondulaciones

Para recordarla, plegaba un cartón varias veces sobre si mismo, y por cada doblez, revivía el ruido de las olas revolviendo la espuma, o sus manos lanzadas al aire para retener la carcajada o el próximo gemido.
Imitaba las rayas de esa blusa y en cada renglón en los que posó su vista, volvió a tenerla, para morir entre sus brazos y súbitamente revivir en una nueva ondulación.