7/5/09

allí, acá



Tomó el martillo para incrustar con cada golpe una muesca de su propio ser.
Temía que la furia y el gélido cinsel se confundieran en un cuerpo único.
Hubiera bastado la sorpresa antes que un regalo, o el primer vestidido de piqué o una mano arropando la desolación...

6/5/09

ciudad hombre


Sacude el polvo
de la ciudad
que en ruinas,
sólo polvo sacude
y tu respiras.

hombre ciudad



Busca en el polvo
que ruinas respiran,
al hombre que en la ciudad
al hombre respira.
Y siéntate tu,
ciudad de polvos y ruinas,
despierta tu nombre
de polvos de ruina.

cuidad hombre



Ciudad de hombres
que ruinas respiran,
sacude al hombre
que busca su ruina.
También al hombre,
que en ruinas,
polvo de hombre respira.

3/5/09

y crecer y crecer y crecer


A centímetros del sol, la dama ilumina en la noche, los sueños vividos con estelas celestes en un mar verde con la esperanza del eterno presente. Su luz se desparrama alrededor, bajo su voz baja, dentro de su " sí " oxigenado. Basta ese calor, entre paredes levantadas por el deseo, para que las distancias se cuenten con la nariz.
Los platos sucios sobre una mesa improvisada, como los miles de símbolos expuestos para nosotros.
La dama me mira. Todo allí me habla.