9/12/09

adore sencia


Desnuda la mano tendida al vacío, serena la calma de quienes esperan soñar el sueño eterno. Y con la misma devoción con la que se olvida la tierra durante el eclipse, ausente el hombre del dolor que el hombre imprime a su especie.