5/7/10



Ya no juegas a pintarte las uñas del pie entre algodones,
ni disfrazas con un peine el primer beso dibujado.
Disimulas en silencio el alma ante el espejo
pues llamas plenitud al estandarte.
Eres arena que no muere,
Corre el médano.
Te aguarda el mar.